cabecera-buena 3 copia ULTIMA 1




REDACCIÓN MÉDICA (RM) consulta sobre la conveniencia de que los jefes de servicio no puedan compatibilizar su actividad en la sanidad pública con la privada, una medida que ya han adoptado en España cinco comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Asturias, Murcia y, desde hace poco Comunidad Valenciana) y en la que se muestran claroscuros.

Así, el secretario general de CESM, el murciano Francisco Miralles, señala que la sanitaria es una profesión “liberal” y que como tal hay que cumplir con la Ley de Incompatibilidades. “Lo que hagamos después cada uno depende de la capacidad, el tiempo y las ganas”, defiende Miralles, que considera que la incompatibilidad atenta contra el ejercicio de la profesión.

Por su parte, en la Comunidad Valenciana, CEMSATSE ha señalado que le parece buena idea el hecho de fortalecer esos puestos, si bien ha puesto pegas al número de años que se puede estar en la jefatura –ocho-. Según el secretario general del sindicato, Andrés Cánovas, esa limitación junto a la obligación de dejar otros ingresos procedentes de la privada hará "que a las jefaturas se presente gente que no sea la mejor o que la administración tenga problemas para cubrir aquellos puestos en hospitales alejados". En ese sentido, estima que más de la mitad de los profesionales médicos que trabajan en la pública tienen reconocida la compatibilidad al tener un segundo empleo y que no es rentable “dejarlo por ocho años”, cuando después se debe “pasar un nuevo examen” en el que se puede perder la jefatura.




Fuentes: REDACCIÓN MÉDICA, 08-01-2017

Esta página utiliza cookies de terceros para analizar de forma anónima y estadística el uso que haces de la web, con la finalidad de mejorar los contenidos y tu experiencia de navegación. Si continúas navegando se entenderá que aceptas su uso, lea la política de cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information