cabecera-buena 3 copia ULTIMA 1




EL MÉDICO INTERACTIVO hace un amplio resumen de la evolución de la política sanitaria en el año 2016, dominado por un permanente bloqueo político que ha traído consigo, entre otras cosas, un relevo “en funciones” de dos ministros de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad”. Además de la actividad de la Administración, EL MÉDICO INTERACTIVO recuerda el relevante papel que han jugado en el escenario sanitario el Foro de la Profesión Médica y CESM, quienes exponían las principales demandas de la profesión médica.

Entre otros momentos de 2016, EL MÉDICO recuerda el encuentro que mantuvo, a mediados de diciembre, la nueva ministra de Sanidad Dolors Montserrat con los representantes de CESM, quienes le expusieron las principales demandas de la profesión. La impresión general del sindicato tras el encuentro era positiva, al considerar que la ministra se había mostrado bastante receptiva a los planteamientos expuestos y a defenderlos ante los diversos departamentos gubernamentales implicados en su solución, como los ministerios de Hacienda y Empleo. Se trataban cuestiones tales como la financiación del SNS, la gestión clínica, la jornada, la recuperación de recortes retributivos o la jubilación, y la ministra anunciaba su intención de convocar el Foro de las Profesiones Sanitarias en enero de 2017.

La normativa de contratos temporales, contraria al derecho comunitario

Otro apartado destacado por EL MÉDICO es la sentencia de septiembre del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que determinaba que la normativa española de contratos temporales en los servicios de salud era contraria al derecho comunitario. Un mes después de dictarse esta polémica sentencia, el Congreso de los Diputados instaba al Gobierno, todavía en funciones, a dejar la tasa de temporalidad en la sanidad por debajo del 10 por ciento. La votación obtenía el respaldo de todos los grupos de la Comisión de Sanidad, a excepción del PP, cuyos diputados se abstenían. (...) Casi al mismo tiempo, CESM proponía un plan coordinado de todas las comunidades autónomas para acabar con la alta precariedad del empleo y fijaba cinco líneas que defendería en adelante para poner fin a esta situación: convertir en plantilla orgánica todos los puestos de trabajo que en el SNS han sido desempeñados, durante más de un año, de manera eventual (se estiman más de 15.000); transformar en interinos a los profesionales que con contratos eventuales han venido ocupando esas posiciones; abolir la tasa de reposición “en virtud de la cual, y por imposición del Ministerio de Hacienda, desde 2012 no se cubren todas las plazas que quedan vacantes”; impulsar una gran oferta de empleo público (OPE) en cada uno de los servicios de salud que cuentan con plazas vacantes; y convocar OPEs anuales en todas las autonomías con el fin de ir cubriendo todas las nuevas plazas sanitarias vacantes que, por distintas circunstancias, se vayan generando.



Fuentes: EL MÉDICO INTERACTIVO, 02-01-2016

Esta página utiliza cookies de terceros para analizar de forma anónima y estadística el uso que haces de la web, con la finalidad de mejorar los contenidos y tu experiencia de navegación. Si continúas navegando se entenderá que aceptas su uso, lea la política de cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information